SOMOS SERES COSMICOS DEL UNIVERSO

Seres cósmicos no es tan extraño si tenemos en cuanta que vivimos en el Cosmos.

Las energías del Universo están agitadas afirmando la necesidad de conexión con nuestro interior para que al trabajar esa parte tan importante de nuestro ser podamos realizar la misión que vinimos a hacer en estos tiempos a La Tierra.

Es la única manera de que ampliemos la visión hacía la realidad de cada uno de nosotros uniendo nuestra vida de humanos con nuestra herencia cósmica mucho más inmemorial que la vida terrestre.

Estas energía actuales están haciendo que las personas nos hagamos preguntas muy profundas referente a todo. Por ejemplo: Nos podemos sentir muy atraídos por la necesidad de cambios en los paradigmas de la tercera dimensión al no sentimos a gusto ni identificados con ellos.

Muchos sienten el dolor y la tristeza de la Humanidad y de Gaia muy internamente. Se siente en el corazón intensamente. Están pensando y sintiendo que el plan divino es algo más que lo que se vive en este planeta. Es decir, de alguna manera innata ya sabemos que somos seres que hemos ejercido la vida en muchos lugares del Universo. Es decir somos seres cósmicos. Aunque no recordarlo es parte del plan.

CONECTAR CON EL SER CUANTICO

Penséis lo que penséis me atrevo a invitaros a que abráis vuestra mente y corazón a la posibilidad de que vuestra historia es bastante más de lo que conocéis o recordáis en estos momentos.

No lo encontraréis en vuestros registros humanos esto va más allá de lo que veis de los ojos hacia fuera. Es una búsqueda interior, una transformación espiritual dedicada y sin juicios. Al que se atreva a recorrer este viaje le sorprenderá descubrir su herencia, de donde proceden y en el camino se encontrarán con personas de su misma procedencia para comprender mejor y ayudarse mutuamente. Se reconocerán al momento en un cruce de miradas y entenderán más tarde porque se han sentido atraídos.

Son tantas las veces que no entendemos los sucesos que nos ocurren u observamos pero eso pasa porque no tenemos la información ni el conocimiento de que nuestras cualidades humanas no están ajustadas para entender los hechos casuales al haber sido educados en tener respuestas y soluciones al momento o en el típico ver y creer. No solemos aceptar lo que no vemos pero realmente eso no quiere decir que no exista.

Cuando comprendemos que aquí hemos llegado con un proyecto de vida y que solo depende de nosotros realizar lo y crearlo nos planteamos otras preguntas que nos darán respuestas distintas. Por lo tanto todo cambia para nuestra visión y percepción.

En ese momento emergerá el verdadero ser que somos comprendiendo y cambiando el sentido de nuestra existencia.

Solo vamos a llegar al ser cuántico mediante la búsqueda y el trabajo interior. Allí es donde se abre el camino para que nos observemos a nosotros, nuestro entorno y al Universo y entender y descifrar las conexiones que existen entre sí. El ser Interno es el que nos conduce a la sanación. No está separado de nuestro cuerpo físico, es más es lo que lo completa: mente y cuerpo.

El Ayurbeda y otras enseñanzas exponen que el cuerpo humano es dirigido por una trama lúcida asentada en la existencia cuántica nada superficial sin todo lo contrarío, es una inteligencia muy profunda que nos ayudara a cambiar los patrones establecidos con un potencial de conocimiento sanador a todos los niveles.

Nada de esto es nuevo ni mucho menos ya que está escrito hace cientos de años por Los Rosacruces, orden secreta fundada en 1614.

¿Cómo se enlazan la mente y el cuerpo? En el hinduismo a esa conexión se le llama dosha, que son los puntos que nos conducen al ser interno, el único espacio donde el pensamiento está en todas su formas y entonces creencias, instintos, deseos, emociones y pensamientos pueden cambiarse. Así podemos dar lugar al cambio a la realidad de nuestra naturaleza.

El ser cuántico no se encuentra en el espacio-tiempo que palpamos. No lo podemos ver en esta realidad porque esta creado de infinidad de vibraciones sutiles pero se puede ser muy consciente de él ya que está intensamente unido al cuerpo humano y su propia vibración.

Sólo mediante nuestro interior podremos comunicarnos con nuestro ser cuántico teniendo en cuenta que cuando se produce algún suceso en nuestra mente hay un acontecimiento en nuestro cuerpo. Esa conexión nos ayudará a conocerlo.

1 pensamiento en “SOMOS SERES COSMICOS DEL UNIVERSO”

Deja un comentario