LOS SIETE RAYOS DIVINOS Sanación

1
811

Los siete rayos divinos nos enseña a instaurar siete premisas indispensables para una evolución factible de nuestra alma.

El taller de KasiMÜ música al revés, nos muestra como sanar nuestro karma de vidas anteriores y ésta a través de la música. Un regalo para el alma que hoy quiero compartir con vosotros:

Existen jerarquías divinas procedentes del manto divino de Dios. Dentro de dicha escala gubernativa se encuentran los Arcángeles, los Directores de cada rayo, y los Elohim. Cuando la fuente divina creó el mundo, en primer lugar instauró el Sol, como elemento primordial al que pertenecerían los mayores dioses creadores Helios y Vesta.

Dichas deidades decidieron nombrar a siete Elohim creadores de los siete rayos. Cada Elohim crearía un rayo junto a su alma gemela, y más tarde nombraría a los Maestros Ascendidos que dirigirían dichos rayos de luz, y a su vez a los arcángeles que los mantendrían.

Todos ellos conforman lo que se denomina como la Hermandad Blanca. Vamos a comenzar a describir cuales son dichos rayos, quienes los dirigen y que arcángel es el que los mantiene.

1. RAYO AZUL: Es el primer rayo, el rayo del poder, de la protección y fe. El arcángel que lo mantiene es San Miguel y el maestro ascendido que lo dirige es el Morya. El día de la semana a que pertenece es el domingo.

2. RAYO DORADO O AMARILLO: Es el segundo rayo, es el rayo de la sabiduría y la iluminación. El arcángel que lo mantiene es Jofiel. Su director es el maestro ascendido Confucio. Y pertenece al día lunes de la semana.

3. RAYO ROSA: Es el tercer rayo, el rayo del amor divino y la armonía. El arcángel que lo mantiene es Chamuel. Lo dirige la maestra ascendia Lady Rowena. Pertenece al día martes.

4. RAYO BLANCO: Es el cuarto rayo, el de la esperanza, alegría y ascensión del alma. El arcángel que lo mantiene es Gabriel. El director de este rayo es el ascendido Serapis Bey. Pertenece al miércoles.

5. RAYO VERDE: Es el quinto rayo, el de la sanación, la verdad, la concentración y la música. El arcángel que lo mantiene es Rafael. El maestro ascendido que lo dirige el Hilarión. Su día es el jueves.

6. RAYO ORO-RUBI: Es el sexto rayo, el de servicio y suministro de paz, armonía y tranquilidad. El Arcángel que lo mantiene es Uriel y la maestra ascendida que lo dirige es Lady Nada o Lakshmi como es conocida en el hinduismo. Su día es el viernes.

7. RAYO VIOLETA: Es el séptimo rayo, el de la transmutación y eliminación del karma. El arcángel que lo mantiene es Zadkiel y su director es Saint Germain desde 1954 en la era de acuario. Su día es el sábado.

 

 

LOS SIETE ARCÁNGELES

Cuando el mundo fue creado por la fuerza divina de Dios envió en primer lugar a los Elohim. Ellos son la esfera mental creadora de sistemas, son los creadores del universo y del planeta Tierra. Fueron los creadores de los siete rayos divinos. Más tarde fue enviado el directorio de la Hueste Angelical para actuar al servicio de la humanidad. Cada Arcángel actúa manteniendo el rayo junto a su complemento divino.

Comenzaremos por el estudio de cada Arcángel en virtud del Rayo al que pertenecen:

1. Primer Rayo Azul: El Arcángel Miguel

El Arcángel Miguel mantiene el rayo azul el domingo junto con su complemento divino que se llama Fe.

Él fue nombrado el protector de la humanidad, por eso lleva consigo la espada de poder. Tiene su cuidad etérica en las montañas rocosas de Canadá.

El Anciano de los Días, también conocido como maestro ascendido Sanat Kumara, lo nombró como guardián de la fe del hombre. Él tiene la virtud de deshacerse de las entidades negativas o de baja vibración que rodean a las personas cuando reencarnamos.

Debemos invocarlo para nuestra protección siempre que lo necesitemos, porque él es el único arcángel sabio conocedor del lugar o dimensión al deben retroceder dichos entes o almas para que no hagan desesperar a los individuos. Me refiero a almas con poca luz, donde los sentimientos de culpabilidad por actos vengativos no acordes con la fuerza divina realizados y acumulados en su alma, les llevan a aspirar la luz de hermanos dormidos que no son conscientes de ello. Sólo el arcángel Miguel es capaz de cortar esos lazos con su espada cristalina.

2. El segundo Rayo Dorado o Amarillo: El Acángel Jofiel

El Arcángel Jofiel mantiene este rayo el lunes junto a su complemento divino que se llama Constancia.

Representa la sabiduría. Los maestros ancestrales nos enseñan que una persona puede tener conocimientos adquiridos de esta o anteriores vidas, pueden saber o ser eruditos en materia de ciencia o matemáticas o cualquier tipo de enseñanza; pero este rayo nos dice que hasta que no aprendas a amar al prójimo no te convertirás en un ser sabio.

Para adquirir dicha sabiduría debemos dejar de criticar y juzgar los actos de nuestros congéneres, porque si no la ley de causa-efecto hará incursión en nuestras vidas y seremos criticados en mayor proporción a como lo hemos realizado. Debemos comprender que cada uno tenemos un camino de evolución y aprendizaje diferente, pero lo único que nos diferencia es el tiempo en que hemos hecho incursión en nuestro sistema solar.

El Arcángel Jofiel nos enseña a invocar dicho rayo para ayudarnos a no criticar ni juzgar los actos de los demás y a amar al prójimo como a ti mismo, solo así alcanzaremos la sabiduría de este rayo.

3. Tercer Rayo Rosa: El Arcángel Chamuel

El Arcángel Chamuel mantiene el rayo rosa el martes, junto a su complemento divino llamado Caridad.

Uno de sus templos etéricos está sobre el Castillo de la Libertad en Marsella, Francia. El ha sido uno de los arcángeles más reconocidos dentro de la Hueste Angelical, porque ha ayudado a sus semejantes dentro de los rayos a elevar su amor divino y a perfeccionar sus altas vibraciones. Es el arcángel del amor, adoración y devoción a Dios o a sus semejantes.

El Arcángel Chamuel nos enseña una lección de incalculable valor, activar el amor divino interno en nuestros corazones a través del perdón. Sólo si perdonamos a nuestros hermanos de luz y nos perdonamos a nosotros mismos sin sentirnos presa del pasado, viviendo tan solo el presente, seremos capaces de alcanzar la libertad, como seres libres que somos, entonces seremos poseedores de una insignia de licenciatura superior: La verdad la verdad os hará libres. Maestro Jesús.

4. Cuarto Rayo Blanco: El Arcángel Gabriel

El Arcángel Gabriel mantiene el Rayo Blanco el miércoles junto a su complemento divino que es la Amada Esperanza.

Él es el mensajero divino y tiene su templo etérico en Sahamballa. Este arcángel contiene el proyecto divino de cada uno de nosotros, de ahí su nomenclatura de mensajero celestial. Él contiene los pactos rubricados acordes con el plan divino en cada una de nuestras vidas. Simboliza la pureza, la comunicación y lo más importante la Ascensión.

Este Arcángel nos enseña que toda meta en nuestras vidas es la Ascensión, es la meta final, la licenciatura en nuestra universidad de la vida. Cuando hemos cometido la dicha de no contener pensamientos negativos y podemos controlarlos con nuestra conectividad crística, estamos preparados para la Ascensión.

La Ascensión es la elevación de la vibración de nuestra alma a dimensiones superiores. Es como subir al cielo sin experimentar la muerte física; es decir traspasar los portales dimensionales del más allá con garantía de regreso.

5. Quinto Rayo Verde: El Arcángel Rafael

El Arcángel Rafael matiene el rayo verde el jueves, junto a su complemento divino la Amada María, madre de Jesús.

Ambos son los médicos del cielo. Es el arcángel de la sanación, de la curación, la música y la verdad. Tiene su templo etérico en Fátima, Portugal, que es donde esta alojado el rayo verde de la Tierra.

Este rayo tiene el poder curativo de Dios. Sana tanto los males del cuerpo físico como espiritual o del alma. Cuando necesitemos sanarnos debemos invocar este digno arcángel que es la manifestación divina de la sanación. Él junto a su amada María, estará es aquellas manos y almas que lo invoquen para trasmitir la sanación, siempre que sea solicitada en aras de la verdad.

Es un rayo que lleva implícito el quitar costuras erróneas del conocimiento para envolverlas en nuevos aprendizajes basados en la verdad divina.

6. Sexto Rayo Oro-Rubí: El Arcángel Uriel

El Arcángel Uriel mantiene el Rayo Oro-Rubí el viernes, junto a su complemento divino Gracia.

Tiene su templo etérico en las montañas de Tátra al sur de Cracovia, Polonia. Es el rayo de la armonía, el suministro, la gracia y la tranquilidad.

El Arcángel Uriel es llamado el suministrador. Todo lo que necesitamos en esta vida nos ha sido dado por la luz divina desde los comienzos de nuestra primera era. El problema radica en que no vemos que la falta de abastecimiento es un bloqueo emocional o rechazo de nuestra propia luz divina.

Cuando seamos conscientes de los seres perfectos que somos y que todo el amor, poder y sabiduría está ya en nuestro corazón, mientras no seamos conocedores de ese conocimiento, seguiremos obstaculizando nuestras abundancias, tanto materiales como emocionales.

Cuando en nuestras vidas nos falten víveres de algún tipo ya sea material o sentimental, debemos invocar a este arcángel que nos encauzará el suministro instaurado conforme al plan divino.

7. Séptimo Rayo Violeta: El Arcángel Zadkiel

El Arcángel Zadkiel es quien mantiene el Rayo Violeta el sábado, junto a su complemento divino Amatista.

Tiene su templo etérico en la cima de la Isla de Cuba. Es el rayo de la transmutación, misericordia y el perdón. Simboliza el rayo más importante para esta era, pues nos permite eliminar el karma individual, colectivo y planetario.

Es el rayo de nuestra era porque simboliza la trasmutación. Tal y como nos enseña el Maestro Ascendido Saint Germain, en su manuscrito de La práctica de las Llamas, esta Era de Acuario, se inició en 1954 y viene a reemplazar la era de piscis. El Avatar que dirige esta era es Saint Germain, nombrado y coronado como director del Rayo Violeta.

Es el rayo que permite transmutar el Karma colectivo de nuestras vidas anteriores. Cada vez que necesitemos transmutar una discusión, un acto de baja vibración, un juicio de valor o cualquiera de este tipo o incluso sanar los actos cometidos en vidas anteriores incrustadas en nuestra alma por la ley causa-efecto, debemos invocar al Arcángel Zadkiel y al rayo violeta para que trasmute dicha energía en amor incondicional.

Importante resaltar que su autora Vanesa Jimenez Guerrero destina todo lo recaudado con sus libros para la AECC (Asociación Española contra el cáncer).

Fuente: KasiMÜ       https://goo.gl/JX19kw 

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here