La Máscara Uno de los males de la Sociedad

4
4703

Usar máscara es algo muy cómodo para algunos pero a otros no les gusta perder su integridad ni vivir fingiendo.

¿Qué más da lo que piensen los demás? La opinión de otros solo tiene la importancia que le queramos dar.

Solemos interpretar un papel. Un personaje y nos ponemos la máscara por miedo a no gustar, a ser rechazados o para agradar a otros. Y así se pierde toda la autenticidad ligada a la personalidad y a la esencia de cada ser. Este tipo de máscaras se ponen por miedos e inseguridades. Otros se la ponen simplemente para engatusar, mentir y beneficiarse. Es igual.. al final todas se caen tarde o temprano.

La sociedad es un teatro donde desde pequeños ya nos dicen como nos debemos de comportar. Que hacer y que pensar. Si no te tachan de rebelde. Antisocial o raro. Incluso a algunos colectivos de personas como los homosexuales les han dicho antinaturales. Que valor.

Sin darnos cuenta la careta nos hace sentirnos seguros y cómodos pero a la larga el precio es demasiado alto: Perder toda nuestra esencia y el riesgo de olvidarnos como somos en realidad. Convertirnos en extraños de nosotros mismos.

Al seguir ese patrón y llegar a la edad adulta llegamos a creer que lo que dice la sociedad es lo correcto: La buena manera de actuar según opiniones que no están en tus zapatos ni van a vivir tu vida por ti. Así sin darnos cuenta vamos en contra de nuestra verdadera naturaleza. Perdernos todo. Antes o después.

¿Entonces? ¿qué más da lo que diga la gente? Todas esas personas con quién nos relacionamos son un reflejo de nuestra propia naturaleza. Los otros igualmente no nos ven tal y como somos sino como ellos son. Y de ahí que no tenga importancia lo que digan otros.

Que más da entonces lo que seamos. Decidamos o hagamos. Siempre tendremos gente a favor o en contra. Incluso para algunos somos indiferentes y nadie es imprescindible.

Por lo tanto sin perder tiempo rodeémonos siempre de personas que aunque no opinen como nosotros en todo nos respetan y animan a seguir con nuestros sueños con cariño y respeto. No que tengamos que hacer lo que otros suponen que es mejor para nosotros.

Así evitaremos colocarnos la máscara para evitar sus perjuicios y además acabar todos dañados. Es un bucle nada recomendable para vivir todos sosegados.

Luzcamos como somos. Sin máscara. Hay que ser valiente y honrado. Eso si.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here