Es la hora de un cambio de conciencia ¿Estáis preparados?

Es hora de un cambio de conciencia, dejar ir todo lo longevo y configurar para formar lo nuevo.

Esas son las energías que ahora están discurriendo desde el Universo hacía la Tierra para que las integremos en nuestro interior.

Así podremos facilitar mucho nuestro día a día: Dejando ir todo aquello que ya no nos sirve, vibra o inspira para nuestra vida. Despojarse de todo lo que nos hace sentir mal, sea lo que sea y quién sea.

Y sí.. todo es con personas, creencias, hábitos, etcétera. Cualquier cosa que nos aferre o atasque en el pasado, porque reteniendo esa energía no va entrar nada nuevo. Es imprescindible soltar¡

Evidentemente todo esto puede crear confusión o nos podemos sentir algo perdidos, es un proceso normal que nos llevará a otro nivel de consciencia, ha recibir más luz cada vez que dejamos atrás el pasado y lo que ya no nos sirve, a la vez que estamos reconociendo, aceptando y abrazando nuestro lado oscuro.

Al dejar entrar esa nueva luz nos alcanza a todos nuestro cuerpos: emocional, mental, físico y etérico. Todo está perfectamente preparado y nuestra alma lo sabe, por lo tanto vamos a relajarnos y abandonar encarecidamente nuestro ego, que es el que nos paraliza para el cambio.

Esa nueva luz es la que al fluir va a hacer desintegrarse todo lo viejo, toda esa energía que nos hace repetir una y otra vez antiguos patrones y situaciones, para por fin dejar actuar al verdadero plan que vinimos a desarrollar.

No será fácil. Pero si dejamos que ocurra al fluir, a pesar de los síntomas incómodos y tener altibajos emocionales, si resistimos con valentía y determinación, nuestra conciencia se intensificará a la vez que la intuición. El resultado final será el bienestar al aceptar los cambios y así poder integrar las nuevas energías que llegan.

Es normal sentirse confundidos en todo este proceso. Veremos personas de nuestro alrededor que usan los embustes y las manipulaciones, siendo conscientes o no, al dejarse cegar por su ego. Simplemente hay que ser uno mismo, sin aferrarse a nada pase lo que pase.

El cambio es claro: Estamos modificando el ser lineales a seres multidimensionales, donde el tiempo, la conciencia y la vibración son dispares. Tras la 3D hay otras dimensiones y todas están compartiendo en el mismo espacio terrenal. Cada uno estamos en donde debemos estar; en el punto de experiencias exactas para nuestra evolución.

Muchos son los que se sienten ávidos de saber y aprender cosas nuevas. Para ello hay que ser fuertes y valerosos para conseguir desprenderse del ego y los apegos que nos atan al pasado y nos anclan en él.

El presente es lo único que importa y sirve ahora. Mientras permanezcamos ahí, todo fluirá sin problema ya que es donde no existe ni el pasado ni el futuro. Por lo tanto no ejercen. Son muchos los terrícolas que actualmente residen en este planeta procedentes de dimensiones superiores, extendiendo a sus semejantes la nueva consciencia. En el momento presente es donde se puede crear todo lo nuevo. En ningún lugar mas!

Se escucha ahora a algunas personas, que ya no toleran ciertos alimentos, las muchedumbres les abruman, buscan tranquilidad y el contacto con la naturaleza, experimentan sueños muy lúcidos y otras experiencias que antes no tenían. Al expandirse el corazón nos volvemos más intuitivos, se percibe por la vista, oído y otros sentidos sensaciones mucho más acentuadas.

Estamos conectando con el alma, desarrollando toda nuestra creatividad. Para ello nos apetece más estar en soledad, en silencio, en contacto con nuestro ser interno, huyendo de los ruidos de las ciudades, sin escuchar las noticias que el sistema nos lanza en los telediarios para que no escapemos del miedo. Todo esto es un cambio hacía otra conciencia.

Cada vez más personas meditan para poder conectarse con su verdadero ser y así fortalecer su poder interior, para no repetir antiguos roles que los han mantenido en la prisión del rulo repetitivo de la ya obsoleta 3D.

Es muy importante tener consonancia entre lo que se dice y lo que se hace, estar atentos a las señales y las sincronicidades sin miedo a los nuevos desafíos, asumiendo los retos como una nueva oportunidad de evolucionar.

Ser honestos con nosotros y el entorno que nos rodea. Decir las cosas sin miedo a que pensarán los demás, es más al que no le guste, estando bien dichas no es nuestro problema; es él de ellos. Si seguimos nuestra intuición llegaremos al objetivo. Confiar en uno mismo siempre.

Hay que ser pacientes pues no podemos cambiar de un plumazo los viejos patrones de vidas anteriores. No hay prisa porque esto no es una competición con nadie, es un trabajo individual arduo pero muy  satisfactorio. Y aunque parezca que nada pasa, en realidad el cambio es verídico, positivo y evidente.

No hay que rendirse por volver a repetir roles, vernos implicados de nuevo en repetidos sucesos de desdicha o drama, ya que en todo proceso evolutivo hay retrocesos antes de avanzar.

Escuchemos nuestro corazón, porque es la puerta hacía el cambio de conciencia que irremediablemente ya está entre nosotros.

Cada uno hacia su verdad. Sin mirar atrás.

7 pensamientos en “Es la hora de un cambio de conciencia ¿Estáis preparados?”

  1. Me resulta increíble leer lo que se. Y tarde mucho en aceptar que es un conocimiento que traje. No para mi. Sino para compartir.
    Es bueno saber que están ahí. Almas que hemos venido a servir.
    Gracias por recordarme

Deja un comentario