Cómo desarrollar energía positiva

Desarrollar la energía positiva es la base de la auto-superación. Es ver el vaso medio lleno incluso, con situaciones negativas que nos puedan aparecer a los largo de la vida. Las buenas son fáciles de llevar.

Todos los seres humanos pasamos por éxitos y fracasos, pero una actitud positiva nos lleva a superar los conflictos y problemas, para seguir adelante que es de lo que se trata.

Si nos damos cuenta en realidad la adversidad nos hace más fuertes, compresivos y compasivos. Es una forma diferente de ver las cosas. No se trata de no sentir dolor, desilusión o cualquier sentimiento negativo. Es fluir en ello. Y una vez todo eso ha salido fuera, seguir adelante para seguir viviendo con plenitud.

Cuáles son las aptitudes a desarrollar para vivir en el positivismo?

1. SI PIERDES APRENDE POR LO MENOS LA LECCIÓN

Esto quiere decir que no merece la pena lamentarse a cada rato cada vez que algo nos disgusta, alguien nos decepciona, no hemos llegado a nuestro objetivo planificado o simplemente por la circunstancia que sea. Hay que aprender de ello y sacar valor para seguir adelante. Si algo no nos gusta, no tiene que gustarnos todo ni a todos los mismo. Si alguien te decepciona no lo tomes personal. No estás en los zapatos de esa persona, ni sabes el camino que ha recorrido para llegar a esa circunstancia. Si no llegas a tu objetivo nunca te rindas. Porque desde luego con el trecho trabajado anteriormente, ya te queda menos para llegar al objetivo. Es entonces la hora de corregir errores, aprender de ellos y seguir. Es decir dejar las quejas y buscar soluciones.

Os garantizo que la pregunta a estas situaciones no es ¿Por qué? Sino ¿Para qué? Casi todo el mundo se lamenta en la primera pregunta y es así como se pierden en sus propias quejas. Todo ocurre con una finalidad y lo que no ocurre también, por lo tanto es hora de madurar, afrontar y tirar para adelante.

2. CUIDA TUS PALABRAS

Podemos cambiar el sentido de nuestras palabras. Por ejemplo: En vez de decir soy un desastre mejor afirma me he equivocado. En vez de decir hace un día horrible di hace mucho calor. Es muy importante lo que decretamos porque con la palabra estamos creando y afirmando que eso es así; y así ocurre.

3. SER AGRADECIDO

Desde por la mañana da las gracias por un nuevo día, por la ducha que te puedes dar y el desayuno que tomas, por el trabajo que desempeñas, por tu salud óptima y la de los tuyos. Si realmente nos paramos a pensar tenemos mucho que agradecer, pero generalmente no lo apreciamos en absoluto en nuestro día a día. La vorágine y responsabilidades de la vida, no nos deja mucho tiempo. Es muy importante dedicarnos tiempo a nosotros mismos y desconectar del día a día. Si tu familia prescinde de ti una tarde por ejemplo, no pasa nada. Nadie es imprescindible.

4. SAL DE LA RUTINA

Todos los días podemos aprender algo nuevo, surgen oportunidades de conocer a alguien o descubrir un nuevo hobby. Pero si nos encerramos en las rutinas diarias solo veremos obligaciones. Entonces nos atrapará el fantasma de la costumbre para llegar al hastío. Si un día hace calor y te apetece ir a la playa no va a pasar nada por no limpiar la casa ese día. Hay tiempo para todo. Vete a la playa y otro día limpia el doble. Seguro que te sentirás mejor que cohibiéndote, de ese pequeño capricho por ejemplo.

Siento que esto parece ahora que va más dirigido a las mujeres madres de familia, ni mucho menos es mi intención. Pero aprovecho para enviar un mensaje a las féminas, ya que son muchas de ellas mismas las que se sobrecargar, en su rol protector y de cuidadora. Los hombres no es que cuiden y limpien mal ni mucho menos. Pero tendríamos que aprender de ellos las mujeres, de la capacidad que tienen innata de ocuparse, escuchar o hacer solo lo importante.

5. NUNCA TE RINDAS

Te puede haber tumbado una situación. Seguro! Pero levántate y sigue! Si necesitas un espacio para llorar o para recuperarte hazlo. Pero no te quedes ahí rumiando tu desdicha, porque eso es muy peligroso para tu auto-estima y solo harás que empeorar tu situación. Asume lo que ha ocurrido y cuando lo hayas hecho, pasa página, mira a tu alrededor y podrás ver todas las cosas que te esperan con los brazos abiertos. ¿Cómo sabes que no es para mejor? No lo sabes. Pero en tu actitud negativa no ves nada más que adversidad. No pierdas el tiempo y la vida de esa manera porque llegará un día, que no tendrás tiempo de nada más.

Si observamos solo un poco por la calle, detectaremos que las personas negativas, caminan con la mirada hacia abajo, como encorvados y si hablas con ellos sus respuestas son monosílabos imperceptibles. Sobre todo siempre cuentan la misma historia: lo mal que les va y que nadie les comprende.

¿Os habéis dado cuenta de como caminan las personas positivas? Ya os lo cuento yo porque me he fijado: Sonríen abiertamente y caminan con pasos ágiles, decididas, erguidas y miran al frente. Igual han tenido un mal día, pero se muestran como que todo les va bien. Si sus ojos  se encuentran con quien sea. Sonríen. Que es un placer cruzarse con ellos.

No es tan difícil practicar vivir en positivo.  Probarlo y me contáis los resultados.

3 pensamientos en “Cómo desarrollar energía positiva”

    1. Pero mis publicaciones no son porque me este pasando algo primita. Ya me paso hace un tiempo y con la ayuda de Dios esriy bien. Y me gusta gritaeli al mundo. Te quiero mucho katela y gracias hermana por pensar en mi.

Deja un comentario