SABIOS ASCENDIDOS y sus peculiaridades II