Camino de la multidimensionalidad. No hay vuelta atrás

El camino hacia otras dimensiones está abierto irremediablemente. Todo ello perfectamente diseñado para que el ser vuelva a su estado natural.

La vida muchas veces es confusión y lucha porque este mundo está acostumbrado a experimentar y vivir bajo las creencias y normas de la consciencia en 3D y en menor medida en 2D. También existen seres que experimentan en 4D e incluso en dimensiones superiores.

Aclarar que nadie es más o menos que el otro, por experimentar en diferentes vibraciones; ya que cada ser está en el momento justo de su evolución.

Durante vidas y más vidas se nos ha enseñado en base a la separación, el competitividad, lo que es bueno, lo malo, que si hacer lo correcto. Esa memoria solo lleva hacía la separación. Este sistema de creencias tridimensional era imprescindible para despertar. Lo mismo que los niños pequeños aprender a levantarse de las caídas antes de aprender caminar.

En base a eso quiero explicaros que al haber vivido esas experiencias y haber aprendido a caminar, ahora estamos listos para trotar.

Todos somos seres que anhelamos ser queridos y valorados, pero esto no lo experimentaremos si antes no nos amamos a nosotros mismos. Esto nos lo muestra nuestro maestro interior-superior, cuando al subir nuestra vibración, conectamos con él.

Hay quien solo busca la apariencia o bienes materiales y cuando lo consiguen, les sigue faltando algo. Ese sentimiento les proporciona zozobra en su interior, sin saber muy bien porque ni de donde viene. Hasta que no reconozcamos que todo está dentro de nosotros, no obtendremos la evolución suficiente para percibir la paz y tranquilidad que poseemos innata.

Este es un viaje donde se comienza con muchos interrogantes, teniendo expectativas hacia todo y todos y que empieza a culminar, cuando alcanzamos la conciencia hacia la verdadera realidad: Somos Amor. Cuando se deja de buscar en el exterior y se hace dentro de uno, ya no se tiene que buscar nada más. Porque ahí lo encuentras todo! Amarte y amar es lo único que se necesita para sentirse pleno.

Por supuesto no tiene nada que ver con poder, belleza, dinero, acumulación de cosas materiales etcétera, ya que ese tipo de cosas dan una sensación de felicidad efímera, que se desvanece en cuanto se posee. Es como una adicción. Se busca, se obtiene y luego decepciona porque aunque se nade en la abundancia material, en los estándares de la 3D el anhelo nunca cesa. Siempre se quiere más. Nunca se está satisfecho.

No es una evolución fácil pero es lo que va a empoderarnos para realizar el camino, que pactamos con nosotros mismos antes de venir a este planeta. Así es, seamos conscientes o no de ello.

La vida se ve mas hermosa cuando el camino te lo marca tu interior, yendo de la mano de tu Yo Superior. Él te alejará del dolor y el sufrimiento, los cuales no son parte de nuestra naturaleza divina. La auténtica.

La idea de que hay que sacrificarse, conformarse y comportarse como corderitos, por criterios de sistemas implantados no es real en este tiempo donde todo el Universo, está perfectamente conjuntado para elevar la vibración planetaria hacía dimensiones superiores.

Para cambiar los conceptos se debe aprender, a parar los pensamientos cuando son negativos; y darles rienda suelta cuando son positivos y creativos. Para así disfrutar de las cosas buenas de la vida en este plano físico, con nuestra parte material y no por ello descuidar el espíritu o alma como se quiera denominar. El Yo Superior está esperándonos con los brazos abiertos para mostrarnos nuestro verdadero ser. La verdad de quién somos en realidad. Para así saber porque decidimos encarnar en quién somos hoy en día.

No por querer desarrollar la espiritualidad está mal que guste tener una buena casa, vestir bien o coleccionar cuadros. Eso es que igual se tiene buen gusto. Sin más. Pero cuando lo material se convierte en necesario, se está vibrando en la “vieja” energía de insatisfacción. Se puede perfectamente escoger esas cosas que gustan exteriores, sin por ello descuidar el interior del ser. El mismo que nos mostrará como aprender a aceptarnos y amarnos de verdad desde el corazón.

Muchos hacen cursos y talleres uno detrás de otro sobre temas espirituales, jugando a ser estudiantes de la verdad. Pero en el día a día no tienen tiempo de preguntar por alguien querido o conocido, como está simplemente. Sabiendo que alguien está pasando una mala racha, una enfermedad, pérdida de un ser querido. Se dan la vuelta o no hacen nada cuando alguien se ha caído o ven que están abusando de cualquier ser. Enjuician y critican muy fácilmente, prometen cosas que no cumplen. Como si decir que no cuando no se puede, fuera algo malo.

Solo por asistir a eventos, leer libros, escuchar conferencias ni por ejercer las llamadas terapias alternativas, no se obtiene la verdad. Repito: Eso es jugar a ser espiritual. Puede ser el comienzo de acercarse a ello ya que se obtiene información y eso es el primer poder: Disponer del conocimiento. La auténtica verdad de tu camino hay que sentirla desde el corazón, vivirla, observando mucho la intuición y alrededor, escuchando a la Naturaleza; para que todo ello en conjunto nos enfoque hacía el interior. Encontrarlo dentro y disfrutar afuera. Ayudando al prójimo en lo que sea posible. Es el Gran Poder para llegar a la plenitud que todos anhelamos.  

Las vibraciones superiores que ya han empezado a moverse en el Universo, son indudablemente más altas que en las que hemos experimentado siglos atrás. Estás suprimirán y limpiarán las bajas resonancias; y arrastrarán todos los convencionalismos y clichés obsoletos de vidas anteriores y de ésta fácilmente sin sufrir ni luchar. Sólo hay que entregarse.

Nunca hay que pensar que se ha fracasado ni cuestionarse. Por más difícil que sea la situación que se esté pasando, es necesaria para limpiar y eliminar cualquier dogma del pasado. Imprescindible para el siguiente paso en nuestra evolución. Actualmente hay mucha gente que está pasando por situaciones complicadas, tanto emocionales cómo físicas pero cuidado¡ Solo están ahí para crecer. Aunque creamos que hemos vuelto a fallar, no debemos sentirnos decepcionados y con ganas de abandonar el proceso. Muy al contrario eso significa que se está adquiriendo la suficiente compresión y gestando el desarrollo necesario, para elevar la vibración acorde con el Universo. Digamos que es como una licenciatura. Por lo que no te rindas! Sigue!

Para ello hay que abrazar primero y erradicar después, los pensamientos mecánicos de repetición y las actitudes nocivas que podamos tener. Esto cuesta mucho al principio, pero al aceptarlos y reconocerlos es cuando se podrán superar. No hay que sentirse mal, sino saber que todo este proceso es para recordar lo que vinimos a hacer. Sin reprobarse ni juzgarse duramente. Esa es también una parte de nosotros: La obscura y negativa. Admitir que es un longevo esquema y suplirlo, nos conducirá hacia la verdad de la luz de cada uno. Así poco a poco se irá descubriendo la magia de nuestro ser verdadero.

Todos tenemos un propósito común: Evolucionar a base de experiencias para descubrir quién somos y para que vinimos a este planeta Tierra, donde precisamente siguen vigentes las energías de menor frecuencia. ¿Casualidad? No. Están ahí necesariamente para que las transformemos a energías más elevadas entre todos.

Comenzar este camino de descubrimientos es un ensayo-error continuo. Las experiencias acontecidas no son muchas de ellas, ni mucho menos fáciles ni agradables. Incluso algunas son muy traumáticas para el raciocinio de la mentalidad de los humanos. Pero muy necesarias para abandonar esos viejos patrones y evolucionar.

Alcanzar nuestra divinidad en base a la verdad se consigue después de muchas vidas, con muchísimos aprendizajes en diferentes dimensiones con multitud de experiencias, donde los seres se preparan para ello. Cuando se reconoce esto es cuando se cuando puede empezar a avanzar. Entonces los acontecimientos no son casuales. Es que van dirigidos por el Yo Superior de cada uno de nosotros, con el fin de ilustrarnos y guiarnos en el camino.

Las cancelas de las puertas han estado cerradas para este planeta a la consciencia multidimensional, pero ya han comenzado a abrirse dejando entrar, la asistencia y guía de dimensiones superiores. Llegará un punto en el proceso que las experiencias serán más suaves y fáciles de llevar, porque el entendimiento hacía otras consciencias cambiará la manera de sentir y ver las cosas. Cada uno tiene que confiar en su intuición para adquirir otro escalón de conocimiento y comenzar a no repetir nunca más los patrones que nos hacen padecer y sentirnos mal.

Todos somos creadores por lo que cuidado con lo pensamos, decimos y cómo actuamos. Dirigir todo eso solo se puede desde el interior de cada uno. No podemos hacer ya más caso de patrones que nos han repetido en el pasado, tales como: Nadie te querrá nunca por ser como eres, nunca cambiarás, no eres lo suficiente capaz y cosas por el estilo. Porque eso es lo que nos mantiene separados de como somos en realidad. Es prácticamente aniquilarse y no salir del bucle de la no evolución.

Por lo tanto para utilizar nuestro poder debemos vivir desde la confianza, seguridad y valentía de nuestra naturaleza.

Los que alcanzan esa fuerza de la verdad, no hablan con superioridad, ni alardean de ello. Tampoco juzgan los procesos de los demás porque entienden que van a su tiempo. Viven en equilibrio con su forma de expresarse, con afecto, creatividad y guiándose de su perspicacia. El que consigue mantenerse en ese poder, es porque ha atravesado senderos de soledad y bajado literalmente a sus infiernos, sin disfrutar de antiguos amigos y haciendo cosas diferentes. Aceptando los cambios dejándose llevar por la ola de los acontecimientos. A veces surcándola y otras sintiendo que se ahoga. Aunque indudablemente es duro también se aprecia como para suavizar el desarrollo, que ya no se vibra con lo mismo de antes ni con las mismas personas. Que ya no ilusiona ni apetece participar en lo mismo.

Las personas que van despertando hacia otro nivel de conciencia, tienen una dura prueba que pasar: La arrogancia. El creerse superior porque otros no han cambiado digamos su chip. Sencillamente todo el mundo esta donde tiene que estar. Hay que respetar la evolución de cada uno, porque algunos necesitamos más que otros para lo que sea. Simplemente algunas almas necesitan más tiempo para abrir y reconocer su verdadera esencia. Por eso juzgar a alguien por ello es una idea caduca, que incide a separar en vez de a unir.

Tampoco se puede pretender hacerlo entender a empujones con la excusa de ayudar o no quedarse solo.. Ya que sería inmiscuirse en el camino del otro. Paciencia. Llegarán esas personas con las que se puede conversar sobre las mismas inquietudes fluidamente y sin perjuicios y unos a otros se harán pensar sobre ello.

Permitamos con amor que cada uno lleve su ritmo, ya que no debemos olvidar que cada ser tiene su poder interior y lo desarrollará cuando lo vea oportuno. Todos llegaremos un día a recordar el acuerdo que hicimos antes de nacer con nuestros guías. Cada uno lo verá claro en su momento.

Este mundo está modificando todos los patrones que se han conocido hasta ahora, por las frecuencias de luz de altas vibraciones que están incurriendo en el planeta. Todo está ocurriendo según el plan concebido.

El caótico mundo de las apariencias está desapareciendo con las viejas energías, y a medida que vamos desarrollando nuestro poder, el miedo, caos, confusión y zozobra que rigen dimensiones inferiores van desapareciendo.

Nuestra propia luz es la que va a ir haciendo desaparecer esas falsas creencias ya obsoletas, para crear para cada uno de nosotros, el nuevo tiempo para el cual elegimos estar aquí.

Es el tiempo multidimensional. Adelante! No hay vuelta atrás!

3 pensamientos en “Camino de la multidimensionalidad. No hay vuelta atrás”

Deja un comentario