ENERGÍA FEMENINA – LA GRAN OPRIMIDA

17
5051

La energía femenina ha sobrevivido intacta a pesar de los milenios de opresión masculina.

Las mujeres en este planeta han sido siempre desposeídas de su poder de manera invariable desde los tiempos posteriores a la aniquilación y hundimiento de la Atlántida. Allí disponían del máximo poder como sacerdotisas o maestras de la luz, en una era esplendorosa de iluminación y sustento del alma. Siempre ha sido nombrada como la era dorada de la humanidad.

Al pasar del tiempo la población masculina inició una implacable conspiración por alzarse con el liderazgo total y en ese afán de perdurar en el poder ha controlado el mundo hasta el presente. Desde entonces han acontecido nada más ni nada menos que la friolera de unos dieciséis mil años terrenales.

Por ese motivo considerable, la gran parte de las leyendas y de la historias, que documentan crónicas o relatos de mujeres son con el ingrediente de la mentalidad incrustada por tanto tiempo en una sociedad esencialmente machista que ha exhibido la imagen de la mujer como la cortesana, buscona, mantenida, la madre o la esposa y hasta la pelandrusca.

De cualquier manera las mujeres siempre han seguido estudiando, progresando y experimentando con la energía femenina. De hecho el matriarcado ha estado siempre muy representado en muchas culturas por mujeres valientes y emprendedoras. También madres, esto nunca lo han abandonado.

En su libro: Liberar La Vida-La Revolución de las mujeres, Abullah Öcalan plasma:

“El patriarcado no ha existido siempre. Hay multitud de pruebas que demuestran que en los milenios anteriores al crecimiento de la civilización estatista, la posición de las mujeres en la sociedad era muy distinta. Sin duda, era una sociedad matrifocalizada: construida alrededor de las mujeres”.

Este autor explica lo que para el es la primera rotura sexual importante:

“En las épocas sociales anteriores a la civilización, la fuerza organizada del “hombre fuerte” existía con el único propósito de atrapar animales y defenderse contra el peligro exterior. Es esta fuerza organizada que codiciaba la unidad del clan familiar la que la mujer había establecido como producto de su trabajo emocional. La toma del clan familiar constituyó la primera organización importante de la violencia. Lo que fue usurpado en el proceso fue la propia mujer, sus hijos y familiares y toda su acumulación cultural, material y ética. Fue el saqueo de la economía inicial, la economía del hogar.”

Es decir, una absurda lucha de poderes a tenido a las mujeres miles y miles de años desprotegidas.

Se vislumbra hoy una luz de cambio de consciencia hacía la mujer y ya hace unos cuantos años aparece ésta en algunas culturas en todo su esplendor compartiendo y compaginando su vida ejerciendo en lo que le gusta o quiere con la de madre, esposa e hija. Las mujeres se siguen encargando de sus hijos, maridos, discapacitados y padres ancianos en un tanto por ciento muy elevado en comparación con los hombres que se implican en esos cuidados y las tareas de hogar. Los hay que se implacan. Es Verdad.

El género femenino ha demostrado con creces su astucia, su valentía para investigar, explorar e indagar en proyectos y desconocidos territorios. Logrando grandes descubrimientos y logros para la sociedad. A pesar de ser tan a menudo sometidas al exilio, aislamiento, boicot, exclusión, ridiculizadas por la opresión del hombre. Ellas han seguido a su lado, apoyándolos, cuidándolos y amándolos. Dando Amor.

Por lo que como colofón las mujeres están esperando a que ellos vayan progresivamente apartando y dejando esos paradigmas tan tradicionales y se atrevan por fin a aventurarse en esa corriente de Amor que ellas nunca han abandonado.

Así se podrá provocar un cambió esencial muy beneficioso para ambos. Ya que será un momento crucial en el planeta Tierra y en todo el Universo. Al volver la energía masculina y femenina a trabajar alineados y en común. Os imagináis? Yo SI.

17 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here